Cómo conseguir tus Objetivos (o metas) de forma Efectiva

Conseguir objetivos y metas

Esto que parece fácil, no lo es.

Simple sí, pero fácil, no.

 

Muchos te dirán que para conseguir tus objetivos o metas tienes que visualizar donde quieres llegar, plantearte objetivos SMART o cosas por el estilo.

 

Bien.

Esto no es cierto y ahora te explico por qué.

Principales errores a la hora de conseguir objetivos

Creer que las cosas ocurren por pensar en ellas y desearlas muchísimo

Por mucho que te pases todo el día pensando en lo que quieres lograr, en cómo te sentirás cuando lo tengas y lo mucho que te va a aplaudir todo el mundo cuando lo consigas.

Por mucho que hagas todo eso.

No va a suponer ninguna diferencia entre que llegues allí y no.

La diferencia está en lo que haces.

En lo que piensas hacer, no.

En lo que haces.

 

Déjate de tanto soñar y haz.

Así es como se consiguen las cosas.

Complicarse demasiado la vida

Plantearse objetivos es un arma de doble fila.

Nada sale nunca como imaginamos que saldrá.

Hay baches, tropiezos y obstáculos por el camino.

 

Si te planteas objetivos muy acotados y muy marcados en el tiempo y por lo que sea no los cumples, la culpabilidad y la autoexigencia que tendrás contigo mismo te va a suponer un problema para llegar a tus metas.

Los “debería haber hecho…”

Y los “ya tendría que haber conseguido…”

Te están jodiendo.

Mucho más de lo que crees.

 

Simplifica, sé flexible y llegarás mucho más lejos.

Y así disfrutas del camino.

Sobreestimar tu capacidad de adaptación

Me atrevería a decir que este es el error más común de todos y, también, el más perjudicial.

Querer pasar de 0 a 100 de un día para otro.

Querer hacer muchas cosas nuevas a la vez.

“Yo soy capaz”.

 

La clave de esto no está en que seas capaz o no, si no en cuanto tiempo serás capaz de hacerlo.

Aquí es donde la mayoría falla.

Ven un video por internet y ya planifican sus objetivos a 10 años y quieren cambiar completamente de hábitos de un día para otro.

 

Si te das cuenta que para cumplir tus objetivos tienes que cambiar muchas cosas o por lo menos unas cuantas.

Primero una, cuando seas capaz de hacerlo y ya forme parte de tu día a día, metes otra.

Y así sucesivamente.

Y en un año serás una persona que estará mucho más cerca de cumplir sus objetivos.

 

Pero no, es mucho mejor, querer hacerlo todo a la vez, hacerlo dos días y luego sentirte como una mierda porque no avanzas nada.

Sin duda esto último es mucho más inteligente.

¿Cómo conseguir tus objetivos evitando estos errores?

Ten claro que quieres conseguir

Decide que quieres lograr y tenlo presente.

(Esto no es como de lo que te hable al principio)

Una vez que sabes que quieres lograr, pregúntate:

¿Qué tengo que cambiar en mi día a día para lograrlo?

 

Y te apuntas lo que se te ocurre.

Cuando tengas la lista.

Piensa en cuál de esas cosas que has apuntado es la más importante para conseguir tus metas.

¿La tienes?

 

Bien.

Haz un poco todos los días.

Cuando seas capaz a mantenerlo en el tiempo.

Añades la segunda prioridad que tengas.

Y así…

Crea un sistema

Esto está relacionado con el punto anterior.

Cuando ya sabes que es importante, establece algo que dependa exclusivamente de ti para alcanzar eso que te has propuesto.

Fundamental, olvídate de los plazos y ese tipo de cosas que nos agobian y que si no cumplimos es como si no hubiésemos hecho nada.

 

Ejemplo mío:

  • Escribo un email al día para mi lista de suscriptores
  • Escribo un artículo como este todos los días
  • Y contacto con un apersona, también, cada día

 

¿¡SOLO!?

Si, solo.

 

Como te decía arriba, la clave es hacerlo todos los días.

Y para que esto pase tiene que ser sostenible en el tiempo.

Tiene que ser fácil de hacer y también apetecible.

 

Yo sé que siguiendo este sistema voy a llegar a mis objetivos.

Sé dónde quiero llegar, he pensado en que cosas tenía que cambiar para llegar a ellas.

Y me lo he puesto fácil para cumplirlo.

 

¿Podría hacer más cosas?

Sí, claro.

Y las hago.

Pero lo importante para mí no es hacer más, sino cumplir con este sencillo sistema cada día.

Esta es la base.

Y la base, es siempre siempre siempre lo más importante.

Lleva un registro visual

Cuando decides cambiar.

Lo que sea.

Da igual.

 

Lo más difícil es acordarse de lo que te has propuesto hacer.

Pasa un día y te dices:

“Mierda me olvidé de escribir el email de hoy”

“Me olvidé de leer 10 minutos”

“Me olvidé de pasar tiempo con mis hijos”

“Me olvidé de divertirme un poco”

 

Por eso tener un registro físico que puedas ver y que veas cada día y a todas horas, va a lograr que no se te olvide eso que tú has decidido hacer.

Importante.

Muy importante.

Que sea físico.

Un papel.

Una cartulina.

Lo que te dé la gana, pero que sea algo que puedas tocar.

 

Las apps de hábitos están muy bien para tener estadísticas y datos que no sirven para nada.

Pero es muy fácil darle con el dedo para un lado, porque en ese momento no te viene bien hacer eso que te has propuesto y luego pasa que…

“Mierda me olvidé de…”

 

En papel.

Lo ves, quieras o no.

Y es un recordatorio de cómo te estás fallando a ti mismo.

 

Algo sencillo, tampoco hace falta que te vuelvas loco.

 

Un pequeño detalle que a mí me funciona muy bien es usar colores.

Una X si no cumplo.

Y un ✔️ si lo hago.

Así de un vistazo rápido veo si voy por buen camino o tengo que ponerme las pilas.

 

Apuntar todo del mismo color es engañarse a uno mismo porque tienes que pararte a mirar bien que haces y que no.

Con los colores es inmediato.

Si tienes mucho verde, llegarás lejos.

Si tienes mucho rojo, no.

 

Si no sabes cómo llevar este registro, escríbeme por email y te mando la plantilla que yo uso todos los días.

Plantilla que tengo delante ahora mismo.

Y que yo cree porque no encontraba ninguna que se ajustase a lo que yo quería.

 

Conseguirla es muy fácil.

Me mandas un email preguntándome por ella.

Y te la mando, con algunas indicaciones que pueden serte útiles.

Ya está.

 

Eso sí, para poder escribirme un email, tienes que estar apuntado a mi lista de correo.

Si no, no vas a poder escribirme.

Literalmente.

Mete también objetivos personales

Muchas veces nos dejamos llevar por el éxito, conseguir cosas materiales, dinero, etc.

Y eso no es lo más importante.

Está bien, sí.

Muy bien.

 

Eso no quita que mejores en otras áreas.

  • Familia
  • Amigos
  • Hobbies
  • Lectura
  • Deporte
  • Etc

 

Incluir cosas que disfrutas y que te apetece hacer tienes varios beneficios.

  1. Si disfrutas mientras avanzas, hace que quieras seguir avanzando.
  2. Desconectas la mente, no todo es trabajar y ganar dinero.
  3. El tener tiempo para estas cosas, hará que seas mucho mejor en los objetivos que te has propuesto.

Haz un poco todos los días

Esto es vital.

Si nunca has hecho deporte.

No pretendas ir al gimnasio 1 hora cada día.

Empieza por algo sencillo.

Camina 5 minutos.

 

Lo importante es hacer algo todos los días.

No hacer muchos todos los días.

 

Empiezas poco a poco y vas subiendo a medida que te vas adaptando.

 

Caminas 5 minutos.

Caminas 10 minutos.

Caminas 20 minutos.

Empiezas a correr 5 minutos.

Corres 10 minutos.

Corres 15 minutos.

Vas al gimnasio 20 minutos.

Vas al gimnasio 30 minutos.

 

Es un ejemplo.

Tú puedes partir de otro nivel.

Lo importante es que entiendas el ejemplo.

Es mejor caminar 2 minutos, que no hacer nada porque no puedes ir al gimnasio.

 

La puta clave es la constancia.

Hacer las cosas perfectas, no.

Ser constante, sí.

Ahora te hablo de mi sistema

Como te decía más arriba, una parte de mi sistema es mandar un email al día.

¿Cualquier email?

No.

 

Todos están relacionados con lo mismo.

Vender más.

Ganar más dinero.

Dejar de perseguir clientes.

Etc.

 

Si tú también quieres leerlos cada día como todas las personas que ya están dentro.

Solo tienes que escribir tu email en el recuadro de abajo y darle al botón.

Son gratis, aunque bien podrían ser de pago.

 

Y como te prometí más arriba, si me escribes pidiendo la plantilla que yo hice para mí y que uso cada día, te la mando y te doy algún consejo extra sobre como aprovecharla al máximo.

Es una plantilla muy simple, pero efectiva.

 

Aquí es donde tienes que escribir tu email: