Mira, más vale caer en gracia. – ¿Por qué?

Mas vale caer en gracia que ser graciosoComo que, ¿Por qué?

Que pregunta es esa.

 

Con esto hay mucha confusión.

Hay gente más aburrida que las piedras y aun así cae en gracia.

Cae bien.

 

Y ahí gente muy graciosa, que cae pesada, no cae en gracia.

Eso es porque no son graciosos, ellos creen que si, pero en realidad son unos gilipollas.

 

Si eres gracioso, haces gracia.

Si no eres gracioso, puedes caer en gracia.

Si eres un gilipollas, ni eres gracioso ni caes en gracia.

 

¿Un poco duro?

Puede que si, pero es cierto.

¿Cómo puedo yo caer en gracia?

Si eres gracioso, tienes medio camino ganado.

Si lo eres de verdad, claro.

 

Si no, atiende.

 

Lo principal para caer en gracia y esto básicamente es ganarse el aprecio de los demás.

Es hacer sentir importante a la persona que tienes delante.

Eso es todo.

 

¿Cómo hago eso?

Deja de hablar de ti. Y pregúntale por ellos.

¿Y ya está?

Y ya está.

 

Eso si, una cosa fundamental, es que el interés tiene que ser real por la otra persona.

Se nota, se huele.

 

Y si la otra persona lo nota y lo huele.

Caes en gracia.

Lo que nunca te han contado sobre caer en gracia

Si esto que te eh dicho antes lo haces bien.

Te va a ir de puta madre.

La gente querrá estar contigo y ese tipo de cosas.

 

Ahora bien, si haces esto bien y eres gracioso de verdad.

Te va a ir mucho mejor.

Y si te va el rollo, este de hoy en día, de follar todo lo que se menea.

Te vas a hinchar.

 

A mí personalmente eso de tener una lista y darme hostias en el pecho cuando entro en el bar no me va.

La gente lo sabe y aún caigo más en gracia.

 

Y por eso también, las bromas que te hacen son de otro tipo y a veces subidas de tono.

Ya es cosa de cada uno si quiere seguir ese rollo o no.

Yo siempre doy largas.

 

Pero lo que nunca hago es contarlo por ahí.

Porque eso es de gilipollas.

Y como te dije antes, si eres un gilipollas, ni eres gracioso ni caes en gracia.

 

Me atrevo a decirte que nunca te habían explicado esto de esta manera.

Si has estado atento, sabrás como caer en gracia, aunque seas igual de divertido que una piedra.

Y si tienes en cuenta los últimos consejos que te he dado y te interesa, te hincharás a follar.

 

Mira, yo me dedico a cerrar ventas.

A lo mejor esto no te interesa. O si.

Que sabré yo.

 

Lo que sí que sé es que vender y caer en gracia es lo mismo.

Tiene su arte.

Y lo mismo que te vale para vender algo, te vale para follar.

Solo que te interese alguna de las dos cosas.

Ya es motivo suficiente para que te apuntes a mi lista de correo.

Al menos que quieras ser virgen y pobre toda la vida.

En ese caso, no entres.

 

Si quieres aprender a vender (o follar).

Deja tu email más abajo y todos los días te mandaré un email con consejos para follar (o vender).

Es gratis.

Y si no te gusta te vas con un click.

 

Aquí es donde tienes que poner tu email:

Para vender o para follar. Tú eliges.

Acuérdate, de darle al botón después de poner el email.